Tradiciones

Las fotos
Desde hace más de 100 años que tenemos la fortuna de contar con el gran invento de “las fotografías” que han ido cambiando de lo más complicado; a lo “digital” que ahora se usa. De cualquier forma son una extraordinaria herramienta para conservar aquellos momentos que consideramos importantes en la vida de una familia. Ya sea el nacimiento de un hijo, o su primera Comunión, o en la alberca cuando fuimos de vacaciones. En la boda de un pariente, en su bautizo, en la última excursión que hicimos…y se van juntando, antes en pilas o álbumes y ahora en archivos electrónicos. De cualquier forma siguen siendo un maravilloso elemento que nos permite recordar aquellos momentos felices; para vernos “las caras”, cuando teníamos pelo y menos abdomen. O quizás por tenerla en la cartera o en la mesa de trabajo para que nos sirvan para “irnos” al menos con la imaginación…allá donde nos llama el corazón.
LFGN



El Rosario de la Madre Teresa
Jim Castle estaba cansado cuando abordo el avión una noche de 1981.
Después de una semana llena de reuniones y seminarios, ahora descansaba tranquilo en su asiento, agradecido de volver a casa: Kansas City.
En cuanto más pasajeros abordaban el avión, más se oía el murmullo de sus conversaciones mezcladas con el sonido de los equipajes de mano guardándose en los compartimientos. De repente, un silencio… Jim volvió su cabeza para ver que pasaba. Se quedó boca-abierta.
Caminando por el pasillo, venían dos monjas vestidas en hábitos blancos con un borde azul. El reconoció esa cara a la primera mirada piel arrugada, ojos cálidos. La misma cara que estaba en la portada de la revista TIME, y que siempre aparecía en el noticiero de televisión.
Las dos monjas se detuvieron y Jim reconoció que su compañera de vuelo seria nadie más que la propia Madre Teresa.
En cuanto los pasajeros estaban acomodados, Madre Teresa y su compañera sacaron sus rosarios.
Cada decena de cuentas, tenía diferente color.
‘Cada decena representa varias aéreas del mundo’
le dijo, Rezo por los pobres y moribundos de cada continente’ – añadió.
Comenzó el vuelo, las dos monjas comenzaron a rezar, dejando oír sólo murmullos. Aunque Jim no se consideraba católico practicante y asistir a
la Iglesia no era su hábito, inexplicablemente se encontró envuelto en el rezo.
Cuando terminó, la Madre Teresa se volvió hacia él. Por primera vez Jim entendió a que se refiere la gente cuando hablan acerca de un ‘aura’. Una sensación de paz lo envolvió.
‘Joven’ -le dijo
‘Rezas El Rosario frecuentemente?’ -preguntó
‘No’ – admitió.
Ella tomó la mano de Jim. Mirándolo a los ojos, sonrió:
‘Bueno, lo harás de ahora en adelante’ – replicó, mientras dejaba caer su Rosario en la palma de la mano de Jim.
Una hora más tarde, en el aeropuerto de Kansas, describió a Ruth su esposa lo ocurrido, y el por qué traía un Rosario en la mano.
‘Es como encontrarse con una verdadera hermana de Dios’ – decía.
Nueve meses más tarde, visitaron a una amiga de hacía mucho tiempo: Connie. Connie tenía cáncer en los ovarios.
‘Voy a luchar, no me daré por vencida’ -decía Connie cuando Jim recordó El Rosario que Madre Teresa le había dado.
Después de contar la historia le dijo Jim a Connie:
‘Quédatelo, puede que te sirva’
‘Gracias, espero poder regresártelo’ – contestó Connie.
Pasó más de un año… Connie regresó El Rosario.
‘Lo mantuve conmigo todo el tiempo’ -dijo
‘El médico dijo que no sería fácil, he tenido cirugía, quimioterapia;
pero el mes pasado, los médicos hicieron una segunda cirugía… y el tumor ha desaparecido!!!’ –añadió ‘por eso te regreso El Rosario’ – dijo agradecida.
En el otoño de 1987, Liz cuñada de Jim cayó en una gran depresión después del divorcio. Le pidió prestado El rosario a Jim.
Ella lo colgó en el respaldar de la cama y cuando se sentía deprimida, lo tomaba en sus manos, rezaba El Rosario y literalmente sentía que no estaba sola. ‘Era como si una mano me consolaba’ -dijo.
Gradualmente, Liz mejoró su vida, y regresó El Rosario a Jim.
Entonces, una noche en 1988, una llamada de teléfono:
Un amigo que tenía a su mamá en coma pedía prestado El Rosario.
Esta familia, tenía la esperanza que con éste Rosario, su mamá pudiera morir en paz; y así fue:
‘La enfermera nos dijo que mi mamá oía, entonces le expliqué la historia de este Rosario y fue como si su semblante se relajara, lo sujetó todo el tiempo, hasta que minutos más tarde, se nos fue’ -explicó.
¿Hay poderes especiales en esas cuentas? o ¿es el poder del rezo del Santo Rosario?
La Madre Teresa llevaba consigo todo lo que poseía en una bolsita: El Rosario.
Trato de recordar lo que de veras cuenta: no es el dinero, ni títulos, o lo que poseamos. Es el amor que tenemos a los demás.
Pidamos al Señor que a través de su Madre, La Virgen Maria, sean derramadas sobre nosotros abundantes bendiciones.
Siente la libertad de pasar este correo a tus amigos y recordarles el poder que tiene el rezo del Santo Rosario.
En la vida necesitamos ser fuertes y a través de la Gracia de Dios, alcanzamos perseverancia.
Unámonos al rezo del Santo Rosario


18 de febrero del 2012
La Cuaresma.-
En aquellos años la guardábamos de otra forma. Por lo pronto el radio, de bulbos, se apagaba hasta el domingo de Gloria. El cine, no había forma de ir y como televisión no había, no quedaba más guardar silencio. Las madres vestían a sus hijas de negro, en señal de luto. Se ofrecían duras penitencias y el ayuno nos mataba de hambre. Se guardaba escrupolosamente la “vigilia”; nada de carnes los viernes. El ayuno para la comunión era desde la noche anterior. Se acostumbraba el rezo del Via Crucis, que desperatba rizas al llegar a la estación donde había, el el retablo, un judió descabezado. Se ofrecían “ramilletes espirituales” los que muchas veces, por ser pequeños, rondaban en lo ridículo e incumplible; miles de oraciones, miles de misas y rosarios. Al final había que ir a pedir perdón en la confesión por incumplir los “ramilletes”. En los templos cubrían a los santos con sendos paños morados en señal de luto. Salía de las capillas al “Divino Preso”…todo esto nos conmovía. Se suspendían las bodas y las fiestas. Se ofrecía no fumar en los 40 días, se “juraba” no beber vino. Y todo en preparación de la “Semana Mayor”


23 de diciembre del 2011
Mensaje de Navidad del Papa Benedicto XVI
Queridos hermanos y hermanas:
En la sociedad actual, donde por desgracia las fiestas que se avecinan están perdiendo progresivamente su valor religioso, es importante que los signos externos de estos días no nos alejen del significado genuino del misterio que celebramos. A saber: el Verbo de Dios se ha hecho carne y ha puesto su morada entre nosotros. Vivamos, por tanto, con gozo este hecho maravilloso.
El Eterno ha entrado en los límites del espacio y el tiempo para hacer posible que hoy nos encontremos con Él. Dios está cerca de cada uno de nosotros y desea que lo descubramos, para que con su luz se disipen las tinieblas que encubren nuestra vida y la humanidad.

Vivamos asimismo la Navidad contemplando con fervor el camino del inmenso amor de Dios, que nos atrae hacia Sí a través de la encarnación, pasión, muerte y resurrección de su Hijo. Sobre todo, vivamos este misterio en la Eucaristía, verdadero eje de la Navidad. En ella se hace realmente presente Jesús, Pan bajado del cielo y Cordero sacrificado por nuestra salvación.

Saludo a los peregrinos de lengua española, en particular a los grupos venidos de España y de los países latinoamericanos.

Invito a todos a celebrar una Navidad auténticamente cristiana, con la alegría de saber que el Señor vino al mundo para salvarnos. Él quiere recorrer a nuestro lado el camino de la vida. Al Niño Dios pediré por todos, especialmente por quienes pasan por duras pruebas.

Que en estos días santos, la caridad cristiana se muestre singularmente activa con los más necesitados. Para los pobres no puede haber dilación. Feliz Navidad.


15 de septiembre 2011
¡Viva México…!
Las fiestas patrias se celebran año con año, en éste mes de septiembre, en todos los rincones de la patria y aun fuera de ella. En algunos lugares “echando la casa por la ventana” en otros con más imaginación que con recursos. Fechas en las que nos ponemos nostálgicos, quizás recordando nuestros años mozos, quizás por estar lejos de casa. Son días para la reflexión sobre el verdadero amor a la tierra, a los orígenes, por aquello que nos la identidad. Hoy saludamos a la Bandera y cantamos las pocas estrofas del Himno que nos sabemos…”Un soldado en cada hijo te dio…, más si osare un extraño…”
Patria al fin, pueblo que nos vio nacer, tierra que amamos, tierra que queremos; qué quien sabe cuántos estemos dispuestos a defender; habría que distinguir entre patriota y patriotero. ¡Qué lástima que ya no se enseña Civismo en la escuela !
Aun recuerdo los libros de texto de primaria donde se hablaba del “cuerno de la abundancia”,  y se nos recordaba, hasta el cansancio, los hechos de los héroes que nos dieron patria, ¿será verdad, será mentira? Las historias las escriben los vencedores, no los vencidos; así que “ve tu a saber…”
Me quedo con el orgullo que siento al recordar el Ballet Folclórico de Amalia Hernández, el Mariachi Vargas, el sabor del tequila, el olor de las cajitas de Olinalá, los cuadros de Tamayo, la Tzaracua, el Cañón del Cobre, el Sumidero, San Juan Chamula, la Villa de Guadalupe, el Zócalo de la ciudad de México,  los Volcanes, Patzcuaro,  el Café de la Parroquia, la cecina de Morelos, el pulque, la barbacoa, los chiles en nogada, la música del Flaco de Oro y tantas otras cosas…
Hoy… solo me quedo con la frase final del “grito”… Viva México, Viva México, Viva México
LFGN


8 may 2011
La sobremesa
Tuvo que pasar un buen tempo antes de reconocer bien el lugar, de escoger una buena mesa, de saludar a los que van llegando, de acomodarse, de ordenar las bebidas ―el vino siempre ayuda―, de decidir entre carne o pescado, de disfrutar “las entradas”. Una buena espera para iniciar con el platillo fuerte, un buen pan con ajo y al final un postre ligero, café y un buen “digestivo”. El ruido en el salón empieza a disminuir, las mesas se van quedando solas, un buen cigarro (cuando se podía; ahora imposible), la música de fondo abonaba y al fin… empezaba lo bueno. Es la hora, quizás de ponernos sentimentales, de ver las fotos, de recodar los “buenos tiempos”, llega el tiempo de la confidencia, de aquel… ―no se lo digas a nadie―. Llega el momento de oír, aquella confidencia que obligaba a abrir el corazón. Del toma y daca. Todo es necesario para ir creando el ambiente para “abrirse” al amigo, al hermano, al padre o al hijo. Algo que se no puede violentar o apresurar. Y llega el tiempo de dar el consejo, de la corrección; a veces cuidando los detalles para no herir… pero sin claudicar. Es el momento de las ascendencias; a veces por la edad, a veces por al “altura”, a veces por el prestigio, por la sabiduría, a veces por la experiencia en el sufrir, otras, muchas, por la elocuencia. Todos tienen algo que aportar. Se intercambian las intervenciones; a veces se monopoliza, otras se pregunta y no se espera la respuesta y otras se dan respuesta a preguntas nunca hechas.  Se conversa… no se discute. Se recuerda… y se añora.  A veces se ahoga la voz en la tristeza. Se recuerda a los ausentes que volverán y a los que no lo harán. Se intercambian anécdotas. A veces se dan elocuentes largos silencios. No se pone en duda “lo bueno”, se reconocen los errores y los pocos aciertos; a veces se llega a vislumbrar algo de enojo… Se puede tocar “la miseria humana”. También se ríe y mejor aun cuando es de uno mismo. Brota la sencillez en medio de la confianza. A veces se necesita callar para oír y a veces se oye lo que no se dice.

Al final queda un dejo de nostalgia; temas para la reflexión en la soledad y para sacar  propósitos.

El abrazo, el apretón de manos, los buenos deseos… ―Qué bien la pasamos, que se repita; decimos todos― Y sin fijar la fecha, ni el lugar…nos despedimos llevando en las alforjas de todos, un poco más… de todos.
LFGN


14 feb 2011
A propósito de transmitir…
…Insinuaremos la posibilidad de bendecir una casa que se comienza a habitar; enseñaremos a pedir ayuda al Ángel Custodio en las pequeñas o grandes necesidades que se presentan; daremos ejemplo a la hora de bendecir la mesa y de dar gracias por los alimentos recibidos; sugeriremos el colocar una imagen de la Virgen en la casa, que indica que allí hay alguien que cree y ama a la Madre de Dios… Son pequeñas costumbres que heredamos de otras generaciones de cristianos y que debemos transmitir, pues en ellas se plasma y se hace práctica una vida de fe. Dios se hace cotidiano en mil pequeños momentos, en el saludo, al convertir en una ofrenda grata al Señor el trabajo diario, en el modo de plantear las vacaciones o el descanso… La fe lo penetra todo, para enriquecerlo y sobrenaturalizarlo. A la vez, lo hace más humano
Francisco Fernández de Carvajal


3 feb 2011
Hay que cortarle las puntas
Cuentan que una mujer preparaba un platillo en la cocina a base de un trozo grande de carne, si mal no recuerdo, de un filete. Cuidadosamente le corto la punta y la cola; o sea los dos extremos. Una atenta hija, que veía como cocinaba la madre, pregunto ― ¿por qué le cortas las puntas al filete? ― No sé, contesto la madre. Así me lo enseñó la abuela. Debe haber una razón, aseguró la hija. Simplemente así me enseñó hacer este platillo tu abuela. A no… yo no me quedo con la duda, ―dijo la hija―. Iré a preguntar a la abuela. ―Oye abuela ¿Por qué se corta el filete de las puntas… para darle mejor sabor? No lo sé… así me lo enseño mi madre. Entonces todas fueron a consultar a la anciana bisabuela. Ella contesto…hay que cortarle las puntas para que quepa en el molde…
LFGN (En algún lugar lo oí)  


Ene 05 de 2011
Noche de Reyes
Podría pasar cualquier cosa durante el año, pero nada como la llegada de los Santos Reyes. Esa noche, apenas y se dormía. ¿Qué nos traerán…, ya habrán llegado…? ¿Me habré portado bien para merecer los regalos…?
En el cielo hay tres estrellas alineadas en la constelación de Orión, las que forman su cinturón. Para nosotros eran los tres Reyes Magos y había que ver en las noches de noviembre y diciembre, como iban bajando hacia el horizonte…estaban a punto de llegar, solo faltaba algunos días para el Dia de Reyes…
Puntualmente todos los días 6 de enero, muy de mañana, llegaban los Santos Reyes.
LFGN


Dic 13 de 2010
En el portal de Belén

El Niño que nacerá en Belén es el Hijo de Dios, Unigénito, consustancial al Padre, eterno, con su propia naturaleza divina y la naturaleza humana asumida en el seno virginal de María. Cuando en esta Navidad le miremos y le veamos inerme en los brazos de su Madre no olvidemos que es Dios hecho hombre por amor a nosotros, a cada uno de nosotros.
Franciso Fernández de Carvajal.


Dic 9 de 2010
El bacalao de Mamá
En casa de mis padres existía la “tradición” heredada seguramente de mis abuelos; de cenar en la Navidad de un suculento bacalao. La receta de mi madre era muy sencilla: Por un kilo de bacalao, preferentemente “lánagas de bacalao”, un kilo de cebolla, un kilo de jitomate y un litro de aceite de oliva. Lo más rico del “bacalao de Navidad” eran las tortas del día siguiente y hoy después de más de medio siglo; cenamos en Navidad un exquisito bacalao hecho con la receta de Mamá.


Dic 03 de 2010
Las Posadas
Parte importante de nuestras celebraciones navideñas son las famosas y muy divertidas posadas, pero ¿sabias tu que las posadas son de origen religioso? efectivamente, las primeras posadas fueron profundamente religiosas y solemnes. Se llevaron a cabo en el siglo XVI, cuando San Ignacio de Loyola sugirió una serie de oraciones o “novenas” para celebrar la Navidad del 16 al 23 de diciembre, el ambiente solemne y circunspecto de los primeros años de la Colonia comenzó a desvanecerse poco a poco y, para 1796, el arzobispo de México se quejaba del ruido que no cesaba durante las misas de aguinaldo….

http://www.edumexico.net/Sociedad/COSTUMBRES/costumbres_
sociedad.htm#Las_Posadas


Tradiciones Familiares
La solución para evitar la introducción de leyes contrarias a la institución de la familia “además de la formación de un movimiento de opinión pública” consiste en imbuir a los hijos de las tradiciones familiares, pues, en cuanto estas perduraren, esos actos legislativos encontrarán una sana resistencia.La tarea de hacer renacer las tradiciones en las familias puede y debe ser la obra de cada uno en su propia casa. Sólo se puede esperar la abolición de las leyes revolucionarias a partir de un gran movimiento de opinión. Pero lo que cada uno puede hacer es reavivar en su ambiente el espíritu de familia.. http://www.accionfamilia.org/ideal-de-sociedad/familia-tradicional/tradiciones-familiares/

Un pensamiento en “Tradiciones

Los comentarios están cerrados.