El Colibrí

Colibri-verde-300x225
No ha cumplido siquiera los seis meses de que se fue…La pena sigue latente; quizás ha pasado el primer paso: el coraje, la rabia, la negación…aún faltan otras etapas para superar el duelo, pero por lo pronto esta pena arrasa con todo, parece insuperable. No se encuentra explicación…preguntas sin respuesta… ¿Por qué a mí…?. Ese ahí cuando más hace falta la solidaridad, la cercanía, “el estar ahí…” el dar la mano…sin decirnos nada…
La madre no se recupera por la pérdida de su hijo. Quiere dejar, en la casa, todo como estaba. No se atreve a ver o mover sus cosas. Cuánto duele la ausencia… No hay nada que mitigue su dolor. No hay futuro, solo un doloroso presente y un triste y nostálgico recuerdo.
—Mamá ven…— le dice la hermana. —tienes que venir — y la obliga a subir a su habitación; un pequeño colibrí vuela por toda la habitación moviendo rápido sus alas y ambas, sin decirlo, se preguntan ¿cómo entró en la habitación si estaba cerrada…?
Ha llegado el momento, le han dicho en la terapia, de “dejarlo ir” ya es hora… la vida tiene que seguir.

Cuando los ataques contra la familia parecen arreciar…

Ahora, cuando los ataques contra la familia parecen arreciar, debemos guardar con fortaleza ese patrimonio recibido, que también hemos procurado enriquecer con el ejercicio de las virtudes humanas y con nuestra fe. Hemos de hacer presente a Dios en el hogar también con esas costumbres cristianas de siempre: la bendición de la mesa, rezar con los hijos más pequeños las oraciones de la noche… leer con los mayores algún versículo del Evangelio, rezar por los difuntos alguna oración breve, por las intenciones de la familia y del Papa…, asistir juntos los domingos a la Santa Misa… Y el Santo Rosario, la oración que los Romanos Pontífices tanto han recomendado que se rece en familia. Alguna vez se puede rezar durante un viaje, o en un momento en el que se acomoda mejor al horario familiar… No es necesario que sean numerosas las prácticas de piedad en la familia, pero sería poco natural que no se realizara ninguna en un hogar en el que todos, o casi todos, se profesan creyentes. Se ha dicho que a los padres que saben rezar con sus hijos les resulta más fácil encontrar el camino que lleva hasta su corazón. Y estos jamás olvidan las ayudas de sus padres para rezar, para acudir a la Virgen en todas las situaciones. ¡Cómo agradecemos nosotros las oraciones que nos enseñaron de pequeños, las formas prácticas de tratar a Jesús Sacramentado…! Es, sin duda, la mejor herencia que recibimos.
Fernández de Carvajal
Mas…

La homilía del Santo Padre ante víctimas de abusos sexuales

La imagen de Pedro viendo salir a Jesús de esa sesión de terrible interrogatorio, de Pedro que se cruza la mirada con Jesús y llora. Me viene hoy al corazón en la mirada de ustedes, de tantos hombres y mujeres, niños y niñas, siento la mirada de Jesús y pido la gracia de su llorar. La gracia de que la Iglesia llore y repare por sus hijos e hijas que han traicionado su misión, que han abusado de personas inocentes. Y hoy estoy agradecido a ustedes por haber venido hasta aquí.

Desde hace tiempo siento en el corazón el profundo dolor, sufrimiento, tanto tiempo oculto, tanto tiempo disimulado con una complicidad que no, no tiene explicación, hasta que alguien sintió que Jesús miraba, y otro lo mismo y otro lo mismo… y se animaron a sostener esa mirada.
Mas…

¿Qué es la felicidad?

“Cuando hablamos de la ilusión de vivir hablamos de felicidad (…) la felicidad es tener buena salud y mala memoria, la felicidad existe mediante la ilusión. La palabra ilusión viene del latín lude que significa jugar; de ilusorio que es una aportación más positiva, el diccionario de la Real Academia dice que es la esperanza cuyo cumplimiento parece realmente atractivo.

La ilusión es el envoltorio de la felicidad, como el papel que la cubre. Me encanta hablar de la felicidad porque cada uno tiene su definición. Yo leo definiciones, libros, tratados (…) la felicidad es una forma de vivir en el mundo, la felicidad es hacer una pequeña obra de arte con nuestra vida (…) la felicidad es una manera de enfrentarse a la vida.

Pero hablar de felicidad, es hablar del sentido que le damos a la vida, la felicidad como proyecto de vida, tener un horizonte de metas por los que uno lucha con ilusión.

Para mí la felicidad es muy diferente al bienestar físico y psicológico. El bienestar tanto físico como psicológico, colma los sentidos; la felicidad, colma el corazón.

Pero muchas veces entendemos la felicidad cuando no la tenemos. Ante el mal, ante el sufrimiento, ante la muerte (…) sólo existe un antídoto para luchar contra ello: el amor.

Amor a un ideal. Confucio decía: no son las circunstancias de la vida las que hacen feliz a una persona sino sus convicciones. Cuando uno ama un ideal habla de eso, de lo que cree, de las ideas que tiene, de las creencias.

Amor a una persona. A un marido, a un hijo, a un padre, a un amigo. En el fondo de cada persona existen tesoros escondidos que sólo el amor revela. Cuando uno se enamora y quiere de verdad, saca lo mejor de uno mismo (…) es el amor el que muchas veces ilumina nuestras ilusiones.

Amor a un recuerdo. Viktor Frankl explica, en el libro El hombre en busca del sentido, que en los campos de concentración la gente que no tenía un motivo por el cual levantarse cada mañana se moría en dos semanas, pero la gente que tenía un motivo para vivir, vivía mucho más tiempo.

Los que encuentran un porqué para vivir, encuentran el cómo. No conocemos límites cuando estamos motivados.

El 97% de las personas no saben por qué se levantan cada mañana. ¿Qué razón hace que tú te levantes cada mañana?”.​
Marian Rojas-Estapé

La fiesta infantil de ayer

fistas Santi

La cita era a las 2:30 de la tarde…A esas horas empezaron a llegar los pequeños invitados. Los esperaba el festejado con sus padres, quienes hicieran un gran esfuerzo para organizar la fiesta que incluyo, como es tradicional, las piñatas, los bolos, un enrome brincolín extremo que fue la atracción principal de la fiesta. Los padres, mientras los hijos disfrutaban de la alberca, conversaban entre ellos. Todo deleitándose de hot dogs, elotes, gelatina y pastel. La fiesta transcurrió sin incidentes. Lo que no falto fue el calor que hacía urgente, al menos de un chapuzón en la atestada alberca de chiquillos. Acudió Víctor, que se perdió entre tanto chamaco; no se esperaba verle en la fiesta y a los vecinos del coto les dio gusto verlo re incorporándose al grupo…a la pandilla que recientemente, a penas a un par de meses perdió a uno de sus miembros, hermano de Víctor, en un muy triste accidente. La vida tiene que seguir; es muy fácil decirlo y nadie sabe la desgarradora situación que viven sus padres y hermanos. A todos nos toca tomar en cuenta, entre otras cosas, a vivir el respeto a los sentimientos de los demás, a vivir la fraternidad entre todos que harán de nuestra convivencia en un lugar “con buen ambiente” para vivir.

UP la película de anoche

Imagen

Estoy tan orgulloso de que ‘Up’ sea la décima película de Pixar”, señala John Lasseter, productor ejecutivo y director creativo de Walt Disney y Pixar Animation Studios. “Creo que es la cinta más divertida que hemos realizado y, también, una de las más hermosas. Carl Fredricksen, el protagonista, es un verdadero héroe. Tiene 78 años, vuela por el mundo en una máquina que él mismo ha diseñado, y no pierde la costumbre de comer todos los días a 3:30 de la tarde. Es el héroe de una película de acción más improbable que se pueda imaginar. Alguien que descubre que las grandes aventuras de la vida se componen de esas pequeñas cosas que nos suceden a diario. Russell, por su parte, es uno de los personajes más atractivos y encantadores que hayamos creamos. Junto con Carl, estos dos personajes iluminan la pantalla”. (La Higuera.net)

Sin duda es una película que nos hace “reflexionar”. Por un lado la soledad de Carl (el abuelo) y por el otro, también, la soledad de Rusell nos hace pensar que, quizás a nuestro lado haya muchos Carls y muchos Rusell a quienes sin duda podemos tender la mano. Me quedo con esta idea y con las palabras que dirige Carl a Rusell, al final de la película, cuando le entrega la medalla —te entrego esta medalla por haber cumplido más allá de lo que te exigía tu deber…— Me quedo con estas dos ideas…¿y tú… con cuáles te quedas?

Casi un año fuera del aire…

Un disculpa pero estuve casi un año sin subir nada a esta plataforma. Les pido un disculpa.
Hoy con renovados bríos intento nuevamente estar en el aire. Les confieso que, una de las razones por las que me ausente, quiero ser sincero, fue por el temor a no ser leído…me explico: Pensé…mal…pero pensé, que no valía la pena hacerlo porque lo que estaba haciendo simplemente no había quien me leyera. Y hace una par de días me encontré a un viejo amigo y me dijo…”hace tiempo que no recibo nada de ti sobre la familia” y entonces me cayo el veinte. No importa que solo tenga un par de lectores…es bueno…muy bueno; así que aquí me tienen con renovados ímpetus para seguir en este asunto tan importante como es La Familia.

Dia natalis…

El próximo miércoles 26 de junio es el día natalis de San Josemaría; quiere decir que fue el día que murió; hace apenas 38 años. Me enteré ese día; alrededor del mediodía, por una llamada de Armando —acaban de dar la noticia en la radio que murió en Roma el Padre— De entrada me sacudió la noticia y pensé ir a mi centro a ver qué acciones se iban a tomar con motivo de tan sorprendente noticia. Llegué a la casa y me pasaron al comedor; cosa completamente inusual. Los vi a todos tranquilos — ¿Qué te trae por aquí?— alguien preguntó. Vengo a comentar la “muerte del Padre…”dije con la voz entrecortada y explique lo que me habían contado. —No te preocupes la Padre lo han matado muchas veces— refiriéndose a falsas noticias, sin escrúpulos, que solían difundirse por aquella época. Entonces… respire profundo. Continúo la comida, al final me invitaron a la tertulia. No acabábamos de servirnos el café cuando sonó el teléfono, Don Ignacio bajo a contestar. Todos nos quedamos en suspenso. Unos momentos después subió para confirmarnos la triste noticia, nos pidió bajar al oratorio a rezar un responso. El Padre había muerto en Roma.
Hoy está en lo altares para el bien de toda la Iglesia.

La mujer

«La mujer está llamada a llevar a la familia, a la sociedad civil, a la Iglesia, algo característico, que le es propio y que solo ella puede dar: su delicada ternura, su generosidad incansable, su amor por lo concreto, su agudeza de ingenio, su capacidad de intuición, su piedad profunda y sencilla, su tenacidad…»
«su vida y su trabajo serán realmente constructivos y fecundos, llenos de sentido, lo mismo si pasa el día dedicada a su marido y a sus hijos que si, habiendo renunciado al matrimonio por alguna razón noble, se ha entregado de lleno a otras tareas. Cada una en su propio camino, siendo fiel a la vocación humana y divina, puede realizar y realiza de hecho la plenitud de la personalidad femenina. No olvidemos que Santa María, Madre de Dios y Madre de los hombres, es no solo modelo, sino también prueba del valor trascendente que puede alcanzar una vida en apariencia sin relieve»
San Josemaría

No se si ya lo dije…

Leí que al educar a los hijos había qué: observarlo todo, disculparlo casi todo y corregir lo necesario. Lo más difícil es “corregir lo necesario”… ¿Quién me dice que es “lo necesario”?. Para muchos padres este es una cuestión complicada. Para corregir se necesita de fortaleza y decir lo que a veces duele; de humildad porque podemos pensar ¿Quién soy yo para corregir a los demás? Es cierto, somos los padres y tenemos el derecho y la obligación de hacerlo. También se requiere tener “criterio” y eso no nos la más que la experiencia. También es cierto que “una imagen vale más que mil palabra” y por eso a los hijos a que quererlos, rezar por ellos, darles buen ejemplo y “respetar su voluntad”