Hoy hace apenas 32 años…

Un día como hoy, pero el 1982, la Iglesia reconocía al Opus Dei, como una Prelatura Personal. Tuvieron que pasar 46 años desde su fundación, el 2 de octubre de 1928, para resolver, de manera definitiva, la situación jurídica de la Obra dentro de la Iglesia. Hecho que no pudo ver su propio fundador, San Josemaría Escribá, quien murió el 26 de junio de 1975, pero que si supo poner las bases y luchar por ellas para, que con el paso del tiempo, lograr su mayor anhelo. ¿Por qué una noticia como esta en una página que habla sobre la familia? Porqué el Opus Dei es una familia que busca que sus miembros se santifiquen en medio de su propia familia, elevándola a convertirse en un lugar donde todos busquen estar más cerca de Dios.

 

Se van a pasar las Navidades con la hija…

Los veo por las mañanas, aun helando, caminando por el enorme jardín que rodea su casa; con frecuencia se detienen y conversamos; padres de dos hijas, una con una nieta pequeña y la otra con una adolescente. Harán el viaje, justo un día antes de Navidad, hasta las heladas tierras del Canadá para pasar estas fechas, unidos todos; padres, hijas y nietas.

Estamos a escasos días de iniciar el tiempo del Adviento que nos llevará a preparar los Nacimientos, el árbol de navidad, las posadas, los regalos y muchas cosas más. Todo para dar y recibir, en estos días hermosos que se acercan, buenos deseos de amistad y de fraternidad.

Unos van y otros vienen; lo importante es recordar, al menos en estos días, que una vez en una fría y helada noche, allá en Belén; nos nació el Niño Dios.

Los 10 Derechos Fundamentales del Niño…

Los niños, por su corta edad y al estar en proceso de crecimiento, no cuentan con los medios ni las herramientas necesarias para protegerse a sí mismos, y se caracterizan por su vulnerabilidad. Por este motivo, la celebración del Día Universal del Niño es un momento ideal para concienciar a nivel global de la situación de los niños más desfavorecidos, dar a conocer a la sociedad los derechos de la infancia y transmitir a los gobiernos de los distintos países la importancia de trabajar por su bienestar.

La Declaración de los Derechos del Niño, que en un principio no tenía legalmente carácter vinculante, no era suficiente para proteger los Derechos de la Infancia. Sin embargo, tras diez años de negociaciones con los gobiernos de todo el mundo, líderes religiosos, ONGs, y otras instituciones, se acordó el texto final de la Convención sobre los Derechos del Niño, cuyo cumplimiento hoy es obligatorio para todos los países que la han firmado y que recoge entre otros, estos Derechos de la Infancia:

1. Derecho a la vida. Todo niño tiene derecho a la vida y a que se garantice su supervivencia y desarrollo. Es decir que,  todo niño tiene derecho a vivir y a hacerlo en condiciones óptimas.

2.  Derecho a la salud. Los niños tienen derecho a disfrutar del más alto nivel posible de salud y a tener acceso a servicios médicos y de rehabilitación, con especial atención en aquellos relacionados con la atención primaria de salud, cuidados preventivos y disminución de la mortalidad infantil.

3.  Derecho a la protección. Los niños tienen derecho a vivir en un contexto seguro y protegido que preserve su bienestar. Es decir que todo niño tiene derecho a ser protegido de cualquier forma de maltrato, discriminación y explotación. Por eso, todas las medidas al respecto deben estar basadas en la consideración de su interés superior.

4.  Derecho a la educación. Todo niño tiene derecho a recibir una educación (educación primaria gratuita y obligatoria) disfrutar de una vida social y a construir su propio futuro. Igualmente, la disciplina escolar deberá respetar la dignidad del niño en cuanto persona humana, convirtiéndose este derecho en esencial para su desarrollo económico, social y cultural.

5.  Derecho a la identidad. Todo niño tiene derecho a tener una identidad, es decir, un nombre y apellido y una nacionalidad. Igualmente, tienen derecho a saber quiénes son sus padres. El derecho a la identidad, a su vez, representa el reconocimiento oficial de su existencia y de sus derechos.

6.  Derecho a una información de calidad. Los medios de comunicación social desempeñan un papel importante en la difusión de información destinada a los niños, siempre con el fin de promover su bienestar moral, el conocimiento y la compresión entre los pueblos respetando la cultura del niño y protegiéndole siempre contra toda información y material perjudicial para su bienestar.

7.  Derecho al ocio. El niño tiene derecho al esparcimiento, al juego y a participar en las actividades artísticas y culturales. Es decir, que aunque materialmente algunos niños no dispongan de juguetes, debe asegurarse que todos, al menos, puedan tener la oportunidad de jugar, de tener un espacio y tiempo para el ocio.

8.  Derecho a la libertad de expresión y opinión. El niño tiene derecho a expresar su opinión y a que ésta se tenga en cuenta en los asuntos que le afectan. Además, el niño tiene derecho a la libertad de conciencia y de religión bajo la dirección de su padre y su madre.

9. Derecho a la intimidad. Ningún niño debe sufrir intromisiones arbitrarias o ilegítimas en su vida privada, familiar o en su hogar. Igualmente, todos los niños tienen derecho al honor y a que la ley les proteja de actuaciones o ataques al mismo.

10. Derecho a asociarse. Todos los niños tienen derecho a crear asociaciones, a ser miembros de las mismas y a celebrar reuniones pacíficas, mientras no vayan en contra de la libertad y los derechos de otras personas.

Cuatro principios fundamentales de la infancia

Así, la Convención sobre los Derechos del Niño (CDN) aportó una nueva visión de los niños como sujetos de derechos, que hasta ahora no existía. Estos Derechos de la Infancia se basan a su vez en cuatro principios fundamentales:

1.  La no discriminación: todos los niños tienen los mismos derechos.

2.  El interés superior del niño: cualquier decisión, ley, o política que pueda afectar a la infancia tiene que tener en cuenta qué es lo mejor para el niño.

3.  El derecho a la vida, la supervivencia y el desarrollo: todos los niños y niñas tienen derecho a vivir y a tener un desarrollo adecuado.

4.  La participación: los menores de edad tienen derecho a ser consultados sobre las situaciones que les afecten y a que sus opiniones sean tenidas en cuenta.
De Hacer Familia

Hablando de pinceles…

Para que el pincel sea un instrumento útil en manos del pintor ha de recoger bien los colores y permitir trazar rasgos gruesos o finos, tonos enérgicos y menos fuertes. Ha de subordinar su propia cualidad al uso que de él quiera hacer el artista, que es quien compone el cuadro, marca las sombras y las luces, los tonos vivos con los más tenues, el que da profundidad y armonía al lienzo hasta formar un conjunto coherente, con fuerza. Además, el pincel ha de tener buena empuñadura y estar unido a la mano del maestro: si no hay unión, si no secunda fielmente el impulso que recibe, no hay arte. Esa es la condición de todo buen instrumento.
Fernández de Carbajal

 

Las brechas…

Cuando los hijos son pequeños…los padres nos convertimos en sus héroes, después con el tiempo nos convertimos en sus amigos, después en sus alumnos; son ellos los que ahora dominan las nuevas tecnologías y nos las enseñan, después en el objeto de sus críticas; porque son ellos los que “tienen la razón”. —Ya no quiere salir conmigo— decía el atribulado padre… —prefiere quedarse en casa, en “sus cosas…en su mundo”—

Ellos crecen, se van haciendo mayores, pareciera que se ampliara la brecha entre padres e hijos. Adquieren sus propios puntos de vista. Proceso que no podemos, no sería saludable, detener. Son distintos los intereses, las motivaciones, los ambientes entre las generaciones que propician el distanciamiento. El cariño, la confianza, la paciencia, el respeto, deberán entre otras virtudes, regular esta “nueva relación” donde quizás ahora tengamos que poner un poco más de nosotros mismos.

Defender a la Familia…

El académico y catedrático José Luis Pinillos, ha hablado y escrito acerca de la esperanza, pero también del riesgo que se cierne sobre la familia. “Se ha repetido hasta la saciedad, y espero que pueda seguir repitiéndose por los siglos de los siglos -aunque muchos lo dudan-, que hay que cuidar de la familia porque es la unidad básica de la sociedad, la más importante y fundamental de todas las instituciones sociales.
Leer mas…

Ponerse las pilas….

Un par de amigos haciendo deporte, donde uno de ellos jugando distraído retrasaba al otro. La cosa parecía ir bien, pero la distracción seguía y el amigo se retrasaba. Hubo, de por medio mucho paciencia hasta que, agotada ésta, le grito… —ponte las pilas— y el otro, entre sorprendido y apenado, corrigió y la partida trascurrió más fluida para bien de todos. Uno tiene que pensar, de vez en cuando, si traemos las pilas puestas, si la energía fluye y funcionan las cosas; o nuestra desidia o distracción hacen que las cosas no caminen. Hay que ser sinceros, hay que hacerse un poco de violencia y exigirse. Podemos estar retrasando las cosas a los demás, por tanto tenemos que tener el “ánimo despierto”, poner los medios para que las cosas funcionen y no dejar de ponerse la pilas…¿o no?
LFGN

No nos vayamos con la finta…

Ante noticias, cada vez más frecuentes, sobre personas que deciden como Brittany Maynard que terminó con su vida a través del suicidio asistido, rodeada por su familia y en el estado de Oregón, lugar donde este procedimiento es legal; hace falta aclarar algunos puntos sobre “Quién es el Creador de la vida”, “El Valor de la vida Humana” y tantos temas que nos permitan tener un panorama completo de que es la eutanasia o muerte asistida.

Dice Aciprensa en Todo sobre la Eutanasia:

En la sociedad actual, en la que no raramente son cuestionados los mismos valores fundamentales de la vida humana, la modificación de la cultura influye en el modo de considerar el sufrimiento y la muerte; la medicina ha aumentado su capacidad de curar y de prolongar la vida en determinadas condiciones que a veces ponen problemas de carácter moral. Por ello los hombres que viven en tal ambiente se interrogan con angustia acerca del significado de la ancianidad prolongada y de la muerte, preguntándose consiguientemente si tienen el derecho de procurarse a sí mismos o a sus semejantes la “muerte dulce”, que serviría para abreviar el dolor y sería, según ellos más conforme con la dignidad humana.

….

De acuerdo con el Santo Padre, “la eutanasia, aunque no esté motivada por el rechazo egoísta de hacerse cargo de la existencia del que sufre, debe considerarse como una falsa piedad, más aún, como una preocupante «perversión» de la misma.

En efecto, la verdadera «compasión» hace solidarios con el dolor de los demás, y no elimina a la persona cuyo sufrimiento no se puede soportar. El gesto de la eutanasia aparece aún más perverso si es realizado por quienes –como los familiares– deberían asistir con paciencia y amor a su allegado, o por cuantos –como los médicos–, por su profesión específica, deberían cuidar al enfermo incluso en las condiciones terminales más penosas.

Y la Sagrada Congregación para la Doctrina de la Fe:

Los derechos y valores inherentes a la persona humana ocupan un puesto importante en la problemática contemporánea. A este respecto, el Concilio Ecuménico Vaticano II ha reafirmado solemnemente la dignidad excelente de la persona humana y de modo particular su derecho a la vida. Por ello ha denunciado los crímenes contra la vida, como “homicidios de cualquier clase, genocidios, aborto, eutanasia y el mismo suicidio deliberado” (Gaudium et spes, 27).

Habrá que profundizar sobre el tema, para que defendamos el valor de la vida humana, para que tratemos de comprender el dolor y su significado, para que aclaremos las ideas y demos una mano, cuando se presente la oportunidad y en la medida de nuestras posibilidades, aquellos que pasan por trances de esta naturaleza.
Habremos de dar cuento por ello.