Hay que aclarar…

Ante las noticias difundidas ayer sobre un supuesto cambio doctrinal de la Iglesia con respecto a las parejas homosexuales, el sitio web de noticias de la Santa Sede, News.va, señaló este martes que las discusiones que tienen lugar en el Sínodo de la Familia no son “ni doctrina ni normas definitivas”, sino propuestas para un documento de trabajo que será enviado a las diócesis para preparar el Sínodo de 2015.

“Ante todo, es importante recordar una vez más que lo que se habla en el Sínodo no es ni doctrina ni normas definitivas: no habrá ‘resultados’ del Sínodo, ya que el Sínodo solo está preparando un documento de trabajo que será discutido en todas las diócesis del mundo para preparar el sínodo de octubre de 2015”.
Leer más…

Concluyó la primera estapa del Sínodo de Obispos…

ROMA, 10 Oct. 14 / 09:36 pm (ACI/EWTN Noticias).- El Sínodo de los Obispos sobre la Familia ha concluido su primera etapa e ingresa ahora a la segunda, que llevará a la “Relación del Sínodo”, el documento que servirá de base para el encuentro de los obispos en el año 2015.

Este fin de semana los padres sinodales harán el borrador de la llamada “relatio post disceptationem”, la relación tras el debate, que será presentado el lunes 13 de octubre por el Cardenal Petr Erdo, Relator general del Sínodo de los Obispos.

El Cardenal Francesco Coccopalmerio, Presidente del Pontificio Consejo para los Textos Legislativos, dijo a ACI Prensa que “el documento incluirá un parte sobre los divorciados vueltos a casar, las parejas homosexuales y también una parte sobre el debate iniciado sobre la posibilidad de reducir el tiempo para las declaraciones de nulidad” y también incluirá una “amplia parte sobre la enseñanza de la Iglesia respecto a la familia y los ejemplos positivos para vivirla”.

Se están tratando, además, dos temas de suma importancia; el caso de las parejas de homosexuales y el tiempo que lleva la declaratoria de nulidad del vínculo matrimonial. Todos esperamos el Documento Final de este Sínodo porque estamos seguros habrá de aclarar situaciones, de por sí, muy delicadas. Si siente la Unidad y la Santidad de la Iglesia.
LFGN

Arranca el Sínodo…sobre la Familia

En Roma arrancó el Sínodo de Obispos, precedidos por el Papa Francisco, donde habrán de estudiar el tema de la familia. Estarán participando Obispos de más de 150 países quienes discutirán el tema, cara el siglo XXI, con todos sus retos y desafíos. Participan en él matrimonios venidos de varias partes del mundo a dar su visión sobre esta institución que es la familia. Habrán de salir del Sínodo importantes declaraciones que dejarán muy en claro, cual es y cuál será la postura de la Iglesia frente a tantos problemas que enfrenta esta institución, base de la sociedad, que afronta problemas de divorcios, divorciados vueltos a casar, abortos, relaciones prematrimoniales y uniones de personas del mismo sexo, entre otros. Sínodo, que sin duda, aclarará todos estos temas y en el que, todos los que nos llamamos Iglesia, sabremos de participar.
Ya habrá tiempo y tinta para reflexionar y comentar el tema.
LFGN

Se necesitan dos…

Para que haya pleito…se necesitan dos. Si uno discute, reclama, ofende, grita, pelea…y el otro calla, tiene paciencia, es comprensivo, disculpa, ama…Entonces no habrá pelea. Se necesitan dos para que la haya. El secreto está en  que, a veces me toca  aguantar y otras, quizás muchas más, las que me tiene que aguantar y quizás en aquello que a mí no me parece del todo “molesto” y sin embargo lo es. Se necesita una gran dosis de sencillez, reconocerse con defectos. Hay que poner los medios, primero para reconocerlos y después luchar contra ellos y pedir, sinceramente cuando sea necesario,  perdón. La verdad es que, en muchas ocasiones, nos molestamos por nada o casi nada; hacemos de aquella arena…una montaña. Otras tantas, perecería, que nos gusta aparecer como víctimas…      —aquí el que sufre soy yo— y después vienen los resentimientos que nos cuesta vencer para perdonar rápido y por todo. Hay que aprender a “dar la vuelta a la hoja” y continuar la vida, que bien vale la pena, vivirla en paz. Cuando se presenten las discusiones, que sean a solas; daña tanto a los hijos ver pelear a los padres. Hagámoslo a solas, respirar profundo, contar hasta diez o hasta cien… echar mano de la paciencia, escuchar con atención, evitar las burlas; poner verdadero interés en aquello que el otro reclama. Ofrecer disculpas y sonreír. Una sonrisa —sincera— distenciona las cosas. Un borrón y cuenta nueva. En el fondo está el cariño que nos hace olvidarnos de nosotros mismos y pensar en los demás.