La fiesta infantil de ayer

fistas Santi

La cita era a las 2:30 de la tarde…A esas horas empezaron a llegar los pequeños invitados. Los esperaba el festejado con sus padres, quienes hicieran un gran esfuerzo para organizar la fiesta que incluyo, como es tradicional, las piñatas, los bolos, un enrome brincolín extremo que fue la atracción principal de la fiesta. Los padres, mientras los hijos disfrutaban de la alberca, conversaban entre ellos. Todo deleitándose de hot dogs, elotes, gelatina y pastel. La fiesta transcurrió sin incidentes. Lo que no falto fue el calor que hacía urgente, al menos de un chapuzón en la atestada alberca de chiquillos. Acudió Víctor, que se perdió entre tanto chamaco; no se esperaba verle en la fiesta y a los vecinos del coto les dio gusto verlo re incorporándose al grupo…a la pandilla que recientemente, a penas a un par de meses perdió a uno de sus miembros, hermano de Víctor, en un muy triste accidente. La vida tiene que seguir; es muy fácil decirlo y nadie sabe la desgarradora situación que viven sus padres y hermanos. A todos nos toca tomar en cuenta, entre otras cosas, a vivir el respeto a los sentimientos de los demás, a vivir la fraternidad entre todos que harán de nuestra convivencia en un lugar “con buen ambiente” para vivir.

UP la película de anoche

Imagen

Estoy tan orgulloso de que ‘Up’ sea la décima película de Pixar”, señala John Lasseter, productor ejecutivo y director creativo de Walt Disney y Pixar Animation Studios. “Creo que es la cinta más divertida que hemos realizado y, también, una de las más hermosas. Carl Fredricksen, el protagonista, es un verdadero héroe. Tiene 78 años, vuela por el mundo en una máquina que él mismo ha diseñado, y no pierde la costumbre de comer todos los días a 3:30 de la tarde. Es el héroe de una película de acción más improbable que se pueda imaginar. Alguien que descubre que las grandes aventuras de la vida se componen de esas pequeñas cosas que nos suceden a diario. Russell, por su parte, es uno de los personajes más atractivos y encantadores que hayamos creamos. Junto con Carl, estos dos personajes iluminan la pantalla”. (La Higuera.net)

Sin duda es una película que nos hace “reflexionar”. Por un lado la soledad de Carl (el abuelo) y por el otro, también, la soledad de Rusell nos hace pensar que, quizás a nuestro lado haya muchos Carls y muchos Rusell a quienes sin duda podemos tender la mano. Me quedo con esta idea y con las palabras que dirige Carl a Rusell, al final de la película, cuando le entrega la medalla —te entrego esta medalla por haber cumplido más allá de lo que te exigía tu deber…— Me quedo con estas dos ideas…¿y tú… con cuáles te quedas?

Casi un año fuera del aire…

Un disculpa pero estuve casi un año sin subir nada a esta plataforma. Les pido un disculpa.
Hoy con renovados bríos intento nuevamente estar en el aire. Les confieso que, una de las razones por las que me ausente, quiero ser sincero, fue por el temor a no ser leído…me explico: Pensé…mal…pero pensé, que no valía la pena hacerlo porque lo que estaba haciendo simplemente no había quien me leyera. Y hace una par de días me encontré a un viejo amigo y me dijo…”hace tiempo que no recibo nada de ti sobre la familia” y entonces me cayo el veinte. No importa que solo tenga un par de lectores…es bueno…muy bueno; así que aquí me tienen con renovados ímpetus para seguir en este asunto tan importante como es La Familia.